Archivos de la categoría ‘Bienestar y Salud’

La mayoría de las deficiencias de este sistema, se deben a la cantidad de desechos que lleva la sangre y que pueden a la larga dificultar la circulación de la sangre. Esto provoca que los vasos sanguíneos pierdan elasticidad, dificultando así el viaje de la sangre por todo el organismo.

Es importante evitar el sobrepeso y llevar una dieta equilibrada rica en fibra. Modera el consumo de grasas, alcohol, dulces, sal, etc. Ya que aquellas personas excedidas en peso y con problemas de circulación venosa,  agravan las molestias producto de las varices, aumenta la posibilidad de trombosis y tromboflebitis, siendo por supuesto, un factor de riesgo para la aparición de varices.

Otros síntomas de mala circulación de la sangre son:

  • Pies y manos frías,
  • Pesadez de las piernas
  • Mareos,
  • Celulitis
  • Aletargamiento
  • Calambres nocturnos
Aqui te damos 10 recomendaciones para evitar una mala circulación:

1.- Consumir alimentos ricos en potasio como hortalizas y verduras, frutas (plátanos).

2.- Tomar suficiente liquido al día se recomienda unos 8 vasos de agua ó 2 litros de agua al día, esto resulta beneficioso para aumentar la circulación sanguínea.

3.- Hacer ejercicio como caminar nadar y montar bicicleta al menos media hora al día.

4.- Encoger los dedos de los pies como si quisiera asir los objetos; luego dejar los pies relajados. Repetir el ejercicio varias veces.

5.- Acostarse boca arriba y luego levantar la piernas.  Se mueven en círculo Repetir el ejercicio unas 5 veces

6.- Evitar el uso de prendas apretadas (calcetines y cinturones apretados y la ropa interior muy justa) menos para dormir.

7.- No consumir alimentos con alto contenido en grasas saturadas como los lácteos enteros, la nata, la mantequilla, los embutidos, el tocino, la repostería industrial, ya que al aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol incrementa la viscosidad de la sangre dificultando su circulación.
8.- No consumir exceso de sal o sodio (contenido en las sopas y otros alimentos enlatados) debido a la propiedad de retener agua lo cual está relacionado a problemas circulatorios.

9.- Tomar un complemento ya que el ritmo de vida nos evita muchas veces llevar una alimentación balanceada y con los nutrientes que necesitamos para una buena circulación como: antioxidantes ya que favorecen el flujo sanguíneo y aumentan la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, vitaminas y minerales como Vitamina A, Complejo vitamínico B, Vitamina C, entre otros.

10.- No use aceite para freír los alimentos. Es mejor el agua o aceite en aerosol. Es una manera más saludable y económica de alimentarse. Si es posible utilice aceite de oliva, sólo en el plato ya listo, para que mida la cantidad a emplear.

Anuncios

El sistema circulatorio es el encargado de hacer que la sangre fluya por todo el cuerpo y el órgano principal de realizar esta función es el corazón, que comienza a trabajar desde antes del nacimiento.

El corazón funciona como una bomba que impulsa la sangre hacia las venas y las arterias. Primero viaja a los pulmones, donde se carga de oxigeno y regresa al corazón, que impulsa nuevamente la sangre al resto del cuerpo.
La sangre ya cargada de oxigeno se traslada por las arterias, las cuales se van haciendo cada vez más delgadas para poder llegar a todos los rincones de nuestro cuerpo. El oxigeno que se queda en las células y la sangre, recogen algunos desechos, que viajan por todas las venas hasta llegar nuevamente al corazón.

Si nuestro sistema circulatorio falla, nuestro cuerpo no recibe la cantidad adecuada de oxigeno, lo que genera grandes malestares que pueden afectar el corazón si no se atienden pronto.

La mayoría de las deficiencias de este sistema, se deben a la cantidad de desechos que lleva la sangre y que pueden a la larga dificultar la circulación de la sangre.

Esto nos puede traer problemas como:

•Diabetes
•Arteriosclerosis
•Glaucoma
•Colesterol
•Varices